News Release

El cerebro de los perros distingue idiomas

Además de detectar el habla, el cerebro de los perros muestra diferentes patrones de actividad ante un idioma conocido y un idioma desconocido, según un nuevo estudio de neuroimagen realizado por investigadores del Departamento de Etología

Peer-Reviewed Publication

Eötvös Loránd University (ELTE), Faculty of Science

image: Dog brains can detect speech, and show different activity patterns to a familiar and an unfamiliar language, a new brain imaging study by researchers from the Department of Ethology, Eötvös Loránd University (Hungary) finds. This is the first demonstration that a non-human brain can differentiate two languages. This work has been published in NeuroImage. view more 

Credit: Photo: Eniko Kubinyi

Además de detectar el habla, el cerebro de los perros muestra diferentes patrones de actividad ante un idioma conocido y un idioma desconocido, según un nuevo estudio de neuroimagen realizado por investigadores del Departamento de Etología, de la Universidad Eötvös Loránd en Hungría. Esta es la primera vez que se demuestra que un cerebro no humano puede diferenciar dos idiomas. El estudio fue publicado en la revista NeuroImage.

“Hace unos años me mudé de México a Hungría para realizar una estancia postdoctoral en el Laboratorio de Neuroetología de la Comunicación en el Departamento de Etología, de la Universidad Eötvös Loránd. Por supuesto, mi perrito, Kun-kun vino conmigo. Siempre le había hablado en español, y al estar en Budapest me pregunté si él se había dado cuenta que la gente aquí habla un idioma diferente, húngaro”, cuenta Laura V. Cuaya, primera autora del estudio, y añade “Sabemos que las personas, incluso los bebés notan la diferencia. Pero tal vez para los perros no sea algo importante. Después de todo,

nunca les pedimos a nuestros perros que aprendan cómo suena su idioma. Así que diseñamos un estudio de neuroimagen.

Kun-kun y otros 17 perritos fueron entrenados para estar muy quietos dentro de un escáner cerebral mientras escuchaban extractos de El Principito en español y en húngaro. Como todos los participantes habían escuchado solo uno de los idiomas en sus casas, pudimos comparar un idioma muy conocido por ellos con un idioma desconocido. Para saber si los perros detectan la diferencia entre sonidos de habla y no habla, también escucharon versiones revueltas de los extractos, que sonaban no naturales”.

Al comparar las respuestas cerebrales hacia el habla y el no habla, los investigadores encontraron distintos patrones de actividad en la corteza auditiva primaria de los perros. Esta distinción fue independiente del idioma (conocido o desconocido) que se usó para generar los fragmentos. Aunque no se encontró evidencia de que el cerebro de los perros muestre una preferencia por el habla:

“El cerebro de los perros, igual que el cerebro de los humanos, puede distinguir entre habla y no habla.

Pero el mecanismo subyacente a la habilidad de detectar el habla en perros podría ser diferente a la sensibilidad hacia el habla en humanos: mientras que el cerebro humano está especialmente calibrado hacia el habla, el cerebro de los perros podría haber detectado simplemente la naturalidad del sonido”, explica Raúl Hernández, coautor del estudio. 

Video resumen de la investigación: En español: https://youtu.be/JWbBz_IREcU

Además de detectar el habla, el cerebro de los perros también distinguió entre español y húngaro.

Los patrones de actividad específicos al idioma se encontraron en otra región, la corteza auditiva secundaria. Curiosamente, entre más años tenía un perrito, su cerebro fue mejor distinguiendo idiomas. “Cada idioma se caracteriza por una serie de regularidades sonoras. Nuestros hallazgos sugieren que, durante sus vidas con humanos, los perros aprenden a reconocer los sonidos que componen el idioma al que son expuestos”, dice Hernández

“Este estudio mostró por primera vez que un cerebro no humano puede distinguir entre dos idiomas.

Es muy emocionante, porque revela que la capacidad de aprender sobre las regularidades de un idioma no es exclusivamente humana. Sin embargo, no sabemos si esta es una habilidad especial de los perros, o también está presente en otras especies no humanas. Tampoco sabemos si los perros son mejores oyentes del lenguaje debido a los cambios cerebrales que han tenido por los miles de años que han vivido con humanos. Estudios futuros lo determinarán”, concluye Attila Andics, supervisor del estudio. 

“Y si te preguntas cómo le va a Kun-kun en Budapest. Él vive tan feliz aquí como vivía en México: conoció la nieve y le encanta nadar en el Danubio. Esperamos que él y sus amigos continúen ayudándonos a descubrir la evolución de la percepción del habla”, cuenta Cuaya

----

Este estudio fue publicado en la revista NeuroImage con el título "Speech naturalness detection and language representation in the dog brain." Escrito por Laura V. Cuaya, Raúl Hernández-Pérez, Marianna Boros, Andrea Deme y Attila Andics. Esta investigación fue financiada por la Academia Húngara de Ciencias (programa Lendület, y la beca de investigación Bolyai Janós), por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), el Consejo Europeo de Investigación (ERC), el Ministerio Húngaro de Innovación y Tecnología (ÚNKP), la Red de Investigación Eötvös Loránd y la Universidad Eötvös Loránd. 


Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.